REPÚBLICA DOMINICANA

21 Nov 2018

LA CIUDAD MAS ANTIGUA DEL NUEVO MUNDO

 

Fotografía de Portada: CASA EN LA PLAYA

 

Hemos llegado al 18º26´35´´N –  69º37´41´´W o sea que nos encontramos en la Rep. Dominicana, concretamente en la zona de Boca Chica en la marina Zarpar, una marina que la gente visita por su proximidad con la capital Santo Domingo pues se encuentra a unos 20 minutos en coche, es pequeña y un poco complicada para entrar, delante de la marina te encuentras con un pequeño islote ni se te ocurra intentarlo por el lado de  estribor solo se puede entrar rodeándolo  por su lado de tierra o si lo prefieres por la parte más cercana al muelle de carga muy pegado a tierra como te indican las balizas, porque  el fondo está a 90 cm de la superficie, mejor no os equivoquéis, esta marina tiene muy claro  que los navegantes tenemos pocas alternativas para ir y la verdad es que se exceden en mucho con los precios, cuatro noches en temporada baja 420$ americanos y los de inmigración te meten 220$ americanos más o sea que de entrada ya estás en 640$ y aun no has bajado del barco, pues hasta que no viene la policía a registrarlo no puedes bajarte de él, lo mismo sucederá el día que os marchéis, un día antes debéis comunicarlo y a una hora acordada vendrá  la policía a inspeccionarlo, pero sigamos en el tema de la marina, si su coste os parece caro por cuatro noches ahora debéis añadirle luz que te la cobraran aparte, el agua me dijeron que estaba incluida, no sé si porque es así  o porque proteste al ver el precio tan desorbitado que me cobraban por el amarre aun estando en temporada baja.

Debéis tener claro  que el sistema de chuco para la  electricidad es el americano o sea no es el redondo azul que utilizamos en las marinas de Europa es de color amarillo y sus polos son rectangulares, el problema para mí ha sido que en Guadalupe no lo compré porque valía 30€ y me pareció caro y pensé que aquí sería más barato, pues ojo al dato en la única tienda que hay en la marina y yo diría que incluso en la isla sobre productos  náuticos te piden por el maldito chuco (enchufe) 180$ americanos, que no os lo creéis? Bien pues venir sin él y veréis lo que pasa, yo me comí las cuatro noches con el generador del barco conectado para tener electricidad. .

 

Una vez me he repuesto del susto de los gastos iniciales y he podido bajar del barco he ido a capitanía a pagar pero lo he tenido que hacer con tarjeta pues no llevaba ni pesos dominicanos ni dólares americanos, solo euros y esta moneda no la aceptan (el cambio está en  1 $ americano = 50 Pesos Dominicanos). Una buena noticia es que la oficina de inmigración está en la misma marina por lo menos esta gestión  es fácil y cómoda, una vez hecha la entrada oficial al país, he ido a la recepción y me he informado de cómo funciona esta marina, me refiero  a lavandería y baños, la lavandería te cobran 8$ por una hora lavar y secar y en cuanto los baños son pequeños e insuficientes hay el de hombre y el de mujeres solo tienen una ducha y no hay agua caliente además el agua sale con poca presión, no quiero pensar en temporada alta las colas que se deben formar, hay también en el de los hombre dos urinarios y dos inodoros, sigue siendo insuficiente para una marina como esta, tampoco se puede decir que estén demasiado limpios, por lo demás la amabilidad es desbordante te lo sueltan todo con una naturalidad que no sabes si te toman el pelo o simplemente que esto aquí , funciona así.

 

Recuperado de todo el impacto económico, he ido a asearme  y he ido a la entrada de la marina donde están los guardias de seguridad y les he pedido si podían ayudarme a encontrar un taxi pues de noche no es recomendable ir solo con pinta de turista por ninguna parte en esta isla, no podemos olvidar que Rep. Dominicana sigue teniendo un alto nivel de delincuencia y los robos, atracos e intenciones de pillería están por todas partes, por lo que he deducido que después de 20 años de no venir por aquí prácticamente en esto no ha cambiado nada, y en caso de no ser así, ha sido para ir a peor en este sentido.

 

El guardia de seguridad de la entrada muy amablemente nos ha llamado a un taxi de los que ellos llaman de confianza y la verdad es que solo puedo decir elogios sobre la persona de este taxista, su nombre Héctor, si venias por marina zarpar pedirle a los seguritas de la puerta que os lo localicen es una gran persona, le he dicho lo que me gustaría y me ha llevado a cenar a un restaurante muy bonito y poco turístico pues la gente del lugar tiene tendencia a frecuentarlo, todo el pescado es fresco y muy variado, los precios aquí son buenos por fin he encontrado algo normal, he decidido invitar a Héctor a cenar y negociar con él una excursión de todo un día por la isla y  una vez cerrado el precio que solo os diré que era muy correcto hemos quedado a las 10 h de mañana en la puerta de entrada de la marina.

Al poner el taxi en marcha le he pedido a Héctor que me llevase por sitios lo menos turísticos posibles pues se trata de conocer la isla un poco en profundidad y eso no lo consigues en un resort, me ha llevado al “Parque Nacional de los Haitises” cerca de Punta Cana y he disfrutado tanto del paisaje como de la carretera así como de los pequeños pueblos que he ido encontrando en el trayecto. Este parque está en la desembocadura de un río y se visita en pequeños botes entre canales llenos de manglares  desembocando en pequeños lagos, también hay alguna gruta, mucha fauna autóctona  y playa paradisíaca, es un rincón del mundo que tiene de todo, aunque lo más frecuente la lluvia.

 

En esta singladura he tenido la visita de  unos amigos que han venido en avión a Guadalupe desde España, para vivir la aventura de navegar en este tramo hasta Cuba,  nunca habían estado por el Caribe y menos en un velero, se han quedado profundamente enamorados de estos paisajes y pequeñas aldeas, creo que es lo que tiene Rep. Dominicana una mezcla pintoresca de sus pueblos con los avances tecnológicos más versátiles en su capital Santo Domingo ciudad construida en la orilla oriental del río Ozama y recibió el nombre de Nueva Isabel, pero se le cambio el nombre cuando se trasladó a la orilla occidental tras el huracán de 1502,  cuando llegas a su centro histórico el “Barrio Colonial” con sus tiendas de recuerdos, cafeterías, venta de café o chocolate, en fin que te quedas prendado de sus rincones y de la belleza de este barrio, no podéis olvidaros que fue la sede de la primera universidad, también tuvo la primera catedral y el primer hospital de las Américas, lo fundo el hermano de Colon, Bartolomé en 1498.

 

Los barrios periféricos de la capital siguen siendo muy pobres y muy inseguros pero el bullicio y desorden de sus variados negocios y comercios, te hacen ver el pulmón de trabajo de esta ciudad, en cambio la parte nueva está llena de avanzados comercios muy punteros y de centros comerciales en los que no les falta de nada y es un continuo entrar y salir a cualquier hora de personas como lo es en cualquier ciudad Europea, nuestro taxista, guía y protector nos ha hecho la vida mucho más fácil en las calles de la capital donde incluso en alguna ocasión se ha parado algún coche para decirnos que tuviésemos cuidado con las cámaras de fotos o vídeo, es obvio que la seguridad es un tema que hay que tomarse en serio en este país, hablando de eso hay muchos comercios que tienen policías armados con ametralladoras en la puerta, y las casas todas tienen verjas y reja, en fin lo dicho , no es un juego y el que venga por aquí y no conozca esto,  mejor será que se tome en serio el ir protegido,  y la mejor forma es hacerse acompañar por una persona de aquí y de confianza.

 

La música la oyes por cualquier parte y en cualquier lugar, las guitarras y acordeones tocando te las encuentras por cualquier rincón y donde no hay música en vivo te meten un CD a todo volumen con un potente altavoz que casi no puedes hablar con el camarero cuando le pides algo para beber y eso que hablo de estar sentado en una terraza, no quiero ni imaginarme dentro del local, pero hay que reconocer que para un rato es divertido y agradable. Por ultimo no puedo olvidarme de sus gentes, amables y siempre dispuestos a ofrecerte una sonrisa, eso se agradece y mucho cuando visitas un país, como en todo el caribe las lluvias son constantes y muy fuertes, cosa que ya he comentado en otras ocasiones y como siempre diré, que casi apetece, atentos cuando después de la lluvia sale el sol aquí tiene una fuerza endiablada, por lo que no te puedes dejar de poner un protector solar antes de salir a la calle.

 

La venta ambulante de cocos, plátanos, caña y piña en carritos de pedales o pequeñas furgonetas son una de las  notas pintorescas de esta ciudad, andan por todas partes, hemos aprovechado para ir a tomar al mediodía un sándwich al Payan, una de las cafeterías más antiguas de la ciudad y me atrevería a decir que es casi visita obligada, la tienen reformada como en los años 50 pero tiene su gracia, aunque lo principal de estos sitios es que todo este rico y que este bien de precio.

 

El día que decidáis marcharos de la isla debéis comunicarlo 24 horas antes en la oficina de la marina como ya os lo he dicho anteriormente, para que venga la policía a inspeccionar el barco, no os olvidéis de eso, o no saldréis de allí, también os darán y si no lo hacen debéis solicitar el despacho internacional de vuestro barco como en todas partes, para que lo podáis entregar en el próximo puerto que os dirijáis,  una vez finalizado todo el tramite burocrático que a mí en esta ocasión me ha costado 2 horas finalizarlo, he pedido a la oficina de la marina si podían mandarme a alguien al surtidor de diesel para rellenar los tanques y marcharme de este bonito país hacia Jamaica.

 

Twitter
Me gusta
Please reload

Singladura desde Rio Dulce (Guatemala) a Isla Providencia (Colombia)

May 2, 2019

Rio Dulce (Guatemala)

April 19, 2019

1/14
Please reload

Otras Publicaciones:

Si estás interesado en seguirnos, accede al Blog y tendrás el derecho de recibir la información via e-mail de primera mano a la vez que podrás darnos tus opiniones.

 

© 2025 by Fernando Guarch  

Todos los Derechos Reservados.  (All rights reserved).

Contact: info@avelaporelazul.com