La DOMINICA y Les Santies

20 Jun 2018

LA DOMINICA.

 

LA DOMINICA Y LES SANTIES.

 

Fotografía de Portada: El Bosque Indian River.

 

 

Dominica una isla de la Commonwealth británica, Les Santies son unas islas muy pequeñas al lado de Guadalupe y son colonia francesa.

 

Después de estar en el norte de la Martinica como os conté en la entrada de la Martinica (2ª parte), esperando el mejor momento para pasar el canal que separa las dos islas, el tiempo quiso ser benevolente con nosotros y pudimos poner proa a La Dominica una ex - colonia inglesa como  Sta. Lucia, San Vicente, Las Granadinas, o Granada, todas ellas en 1960 recibieron la autonomía y a finales de la década de 1970 la independencia, quedando desde entonces unidas por la Commonwealth británica.

 

A medida que alcanzamos su costa oeste el mar se iba calmando, eso es a consecuencia de que la parte Este ( E ) de todas estas islas están bañadas por el Atlántico y las caras Oeste ( O ) están bañadas por el mar Caribe, que recibe este nombre por los indios caribes residentes en esta isla principalmente, también hay  que decir que son islas que están sobre una grieta en la corteza terrestre, donde se encuentran dos placas,  la placa atlántica y la placa de la que recibe el nombre de caribe así se entiende que sus volcanes sulfurosos, con los choques y movimientos de estas dos placas, pueden entrar en erupción mínimo una vez cada cien años, los vientos procedentes del este al llegar a sus montañas forman nubes y crean una frecuente llovizna que hace que sus tierras sean muy fértiles, por lo que tienen que estar contantemente controlando el crecimiento de su vegetación, al igual que les sucede a todas las otras islas que hay por el Caribe.

 

Entretanto íbamos navegando por el noroeste (NW), contemplando la belleza de su costa nos dimos cuenta que había poca actividad náutica y bastante destrozo en los bosques que llegaban hasta el mar, luego nos enteramos que el huracán María les azoto el pasado año y aún están recuperándose del desastre que les dejo. No paramos en Roseau la capital pues aunque nos constaba que hay visitas como la del mercado o excursiones de pateo de interés turístico, nosotros íbamos un poco justos de tiempo por la decisión que tome viniendo hacia aquí, la de llegar a Guadalupe e intentar sacar el barco en el varadero, por lo que optamos por  dirigirnos directamente a Portsmouth pues sabíamos por información obtenida que ahí el fondeo era bueno y seguro, también nos habían hablado que cuando llegas a su bahía hay gente con barcazas que se acercan para ofrecerte una excursión por el Indian River, es una excursión muy recomendable, puedes pagar en euros,  y por 20€ por persona la verdad es que vale la pena visitarlo y no es recomendable dejárselo perder. Negocias con ellos el día y la hora que te puede apetecer hacer la excursión y te recogen directamente en tu barco con su barcaza de madera, así se inicia la excursión. En esta zona según nuestro barquero se filmaron algunas secuencias de la película Piratas del Caribe 2 , no hay prácticamente nada que ver,  lo que te enseña da una falta de credibilidad absoluta, pues solo tiene  un pequeño embarcadero medio hundido de 2mts de largo y además derribado por el huracán María, por lo que dicho escenario podría ser cualquier cosa, pero ellos te lo enseñan como si hubiese un gran decorado, el resto de la excursión si vale la pena como podréis apreciar en las fotos o el vídeo, sobre todo por el contacto que te ofrece la naturaleza y la belleza del bosque que baña las orillas del río, las barcazas suben como 1Km río arriba remando todo el tiempo, en esta zona solo pueden entrar barcas autorizadas, ahí  tendrás la ocasión de ver algunas de las especies salvajes que habitan por estos parajes, como las iguanas, las zarigüeyas, las garzas ,el cangrejo azul o en el fondo de sus aguas los Martin pescadores, al final del trayecto ascendente donde el río se cierra y se pierde entre la vegetación, hay un bonito embarcadero, con un bar que su barra , sus mesas sillas están hechas de trozos de troncos cortados, pero con muy  poco genero  para ofrecer a los turistas por lo que después de un pequeño descanso se regresa de nuevo al punto donde te han recogido y se termina la excursión.

 

Como decidimos hacer noche aquí y continuar el viaje por la mañana fuimos a pasear por las calles de la  ciudad pero  no apetece mucho ver lo que te encuentras, hay montones de casas derribadas lo que te hace suponer la cantidad de gente que se quedó sin hogar por culpa del ultimo huracán, también puedes ver  muchos campos de cultivo que están arrasados, y eso termina por encogerte un poco el alma, pero ellos no han perdido la sonrisa ni las ganas de ofrecerte lo que sea para que visites su isla, en todos los casos aunque no hubiese pasado el María por ahí, esta isla no es una isla como la Martinica o Guadalupe, me refiero a la riqueza que tienen estas  islas por el turismo o sus servicios, la Dominica es una isla que vive de sus propios recursos a pequeña escala y son la agricultura y la pesca,  posiblemente es la isla más pobre de todo el Caribe junto con Haití. Entramos en un supermercado con la idea de comprar algunas provisiones pero  parecía más un colmado por lo pequeño (me refiero) que un supermercado, tenían poquísimas cosas a la venta con las estanterías medio vacías y todo a base de latas, pero ni pan ni leche ni zumos ni jabones o utensilios de limpieza y mucho menos con variedad de marcas o productos, los precios en dólares americanos, se apreciaba con claridad y sin necesidad de ser muy observador que la gente aún lo está pasando mal y que la cadena alimentaria aún no se ha puesto del todo en marcha. Cuando oscurece no es aconsejable ir por la calle pues hay muy poca iluminación y los socavones se suman en cualquier trayecto que elijas, por lo que si decides ir a dar una vuelta a ver la poca vida nocturna que tiene  esta ciudad mejor coge una linterna para iluminarte y si encuentras algún bar que tenga wifi este servicio te lo cobraran a aparte de la consumición, en toda  la ciudad de Portsmouth de unos cinco mil habitantes, no hay ningún edificio significativo o  digno de mención, fue la capital de la isla hasta que los mosquitos palúdicos de los pantanos obligaron a los ingleses a trasladar la capital a Roseau, algo más al sur oeste de la isla. Por la noche sobre las 21h abren las puertas cualquier día de la semana sus cuatro o cinco bar - discoteca que están prácticamente vacías pero todas están en la bahía pegadas a la orilla del  mar  y se hacen la competencia viendo quien tiene más decibelios en los altavoces, por lo que en el barco te llega un ruido infernal de músicas mezcladas de todos y cada uno de ellos, como es de suponer el problema es para ti  si pretendes dormir, porque la fiesta dura hasta entrada la noche.

 

Esta isla no ha tenido mucho crecimiento turístico por lo que es una isla muy tranquila y es fantástica para los turistas que les gusta caminar y hacer rutas de sendero o para los que buscan relax, es muy bonito ver el bosque húmedo pues es una zona intacta, o la ascensión al monte Diablotin, esta montaña lleva el nombre en francés de la fárdela de cabeza negra ave que abundaba en sus bosques antes de ser extinguida, así como una gran cascada con varios cientos de metros de altitud pero que como ya he explicado no pudimos ir a visitarla por el factor tiempo.

 

Otras visitas de interés en la Dominica es el  territorio Caribe un territorio de 1500ha; y está habitado por 3000 caribes, descendientes de los amer-indios que llegaron en canoa desde el amazonas, aunque la mayoría de ellos son mestizos, la herencia sud-americana está presente en sus rasgos faciales, su piel oscura y su pelo negro y liso. Los caribes de hoy ya no viven en cabañas sino en cómodas casas de estilo criollo, situadas siempre de cara al mar,  aunque conservan algunas de sus costumbres como la construcción de canoas o la conservación de su idioma, junto a la carretera hay puntos de venta de cestos, la especialidad local.       

      

No quiero terminar este artículo sin dar las gracias a Maricarmen del” Kairos” que pasaron por aquí después de nosotros y me facilito algunas fotografías que hizo durante su visita a esta isla y  aunque las hizo verticales he querido con su permiso exponerlas, pues me han parecido muy interesantes. Como he dicho ellos vinieron por aquí después que nosotros pero pudieron quedarse más días en la isla y antes de partir hacia España me mando por correo electrónico  lo que habían visitado.

 

De nuevo rumbo hacia un conjunto de pequeñas islas e islotes llamadas Les Santies que están a pocas millas al norte de La Dominica, donde están nuestros amigos  bretones fondeados en una zona llamada el “Pan de Azúcar” esperando nuestra llegada.

 

Un rincón paradisiaco y como curiosidad decir que en esta pequeña isla para circular solo hay vehículos eléctricos tipo los carritos de golf  o motocicletas de pequeña cilindrada y los únicos coches de gasolina que circulan son las furgonetas de transporte de mercancías para supermercados o restaurantes, por lo que de este tipo de vehículos hay muy pocos por toda la isla.

 

Fondeamos detrás de su barco durante dos días y fue un placer volverles a ver, desde Cabo Verde solo habíamos tenido contactos esporádicos por Whats App, por lo que cuando nos encontramos aprovechamos para hacer una cena en su barco y un poco de fiesta entre risas y bromas. Mientras llegábamos a su encuentro, estuvieron haciendo los preparativos para que les acompañásemos al varadero de Guadalupe que está a pocas millas de aquí, ellos habían conseguido que les hiciesen una reserva, parece ser que tienen problemas con el eje del motor y la hélice y decidieron esperar a nuestra llegada para ir juntos hasta allí y así al  llegar sacar su barco inmediatamente del agua para repararlo, de esta forma la idea era que si durante el trayecto  tenían algún problema tenían a alguien que les pudiese ayudar a llegar al varadero, aunque no hizo falta, pues llegaron sin ningún tipo de problema a vela pero gracias a ellos conseguí que sacasen también mi barco del agua que ya tenía decidido intentarlo desde que salí de Le Marin, a pesar de que había una lista de espera de varias semanas pero como se trataba de colocar un grifo de fondo y eso eran un par de días de trabajo, al final me dijeron que si, la verdad los muchachos del “Cotinga” me ayudaron mucho, posiblemente sin su ayuda no lo hubiese conseguido.

 

Jaume se quedó en su barco como estaba hablado y yo regrese a La Marina en La Martinica como estaba previsto para esperar la llegada del generador pero de eso ya os he hablado, quiero pensar que en un mes entre que lo recibo y me lo instalan  podre volver a Guadalupe con la intención de explorarla y conocer algo más que su varadero y posiblemente será así,  ya que en estas fechas el tiempo está muy revuelto y las lluvias cada vez son más frecuentes, sin olvidarnos de que el viento cada vez sopla con mas intensidad y la navegación se hace más complicada especialmente  en los canales entre islas y como que para llegar a República Dominicana tengo una singladura de cinco días, tendré que esperar una tregua del tiempo para poder zarpar hacia esta isla, pero mientras espero esta calmada, aprovechare para conocer de lleno Guadalupe y daros la máxima información.

 

 

 

Twitter
Me gusta
Please reload

Singladura desde Rio Dulce (Guatemala) a Isla Providencia (Colombia)

May 2, 2019

Rio Dulce (Guatemala)

April 19, 2019

1/14
Please reload

Otras Publicaciones:

Si estás interesado en seguirnos, accede al Blog y tendrás el derecho de recibir la información via e-mail de primera mano a la vez que podrás darnos tus opiniones.

 

© 2025 by Fernando Guarch  

Todos los Derechos Reservados.  (All rights reserved).

Contact: info@avelaporelazul.com