Isla de Goree (Senegal)

18 Oct 2017

 

Isla de Goree  (Senegal)

 

LA ISLA DE LOS ESCLAVOS

 

Fotografía de Portada: Estatua en homenaje a la libertad de la esclavitud.

 

Nos ha llamado la atención una pequeña isla, delante de Dakar y nos han informado de que hay un ferri que tarda quince minutos en hacer la travesía y cuesta 1500 xefas por persona unos 2,28€. Nos han dicho que es un sitio muy turístico e interesante de conocer, por lo que hemos decidido ir a ver qué es  y que hay en la isla de Goree.

Una vez allí hemos podido comprobar que a pesar de la proximidad, no tiene nada que ver con Dakar, está limpio y muy cuidado la verdad que está muy enfocado  al turismo, aquí no hay tráfico rodado y todo se hace con la tranquilidad propia del lugar, pero lo más importante que tiene la isla es el museo y la casa de los esclavos que hasta que no hemos desembarcado no sabíamos que existía, pero lo peor de todo, una vez la hemos visitado ha sido saber que eso no fue una película, sino que eso fue una realidad que sufrió mucha gente.

 

Pero volvamos a Goree, es la convivencia entre lo turístico que puede ser un lugar en su máximo exponente, con el día a día de sus gentes y entre tanto unos viven de cara al turismo, otros viven de espaldas a él,  haciendo caso omiso a las miradas, la  gente es muy amable por lo general y se deja fotografiar, las mujeres son las que llevan el peso de la economía pues son las que principalmente regentan las tiendas de recuerdos y generalmente ves como participan activamente de cualquier tipo de negocio, la confesión aquí  en su mayoría es musulmana, pero esto no es como Dakar que cuesta una barbaridad obtener imágenes incluso con el riesgo de ser agredido.

 

Hemos podido observar que hay varias plazas y  todas tienen en el centro un gran árbol donde cobijarse de la brutal fuerza que tiene aquí el sol y no nos olvidemos de la humedad que hace, por lo que la  gente no duda en sacar una silla de su casa y ponerse bajo cualquier sombra para apaciguar un poco el sofocante y húmedo calor, eso sí, en cualquier parte encuentras alguna fuente pero por seguridad preferimos no caer en la tentación de beber de su agua y preferimos sentarnos a tomar algo  en alguna terraza que casi todas tienen ventiladores y toldos, la comida aquí es preferentemente a base de pescado a la parrilla y siempre acompañado de arroz blanco  batata y zanahoria, lo preparan en casi todas parte muy bien pero no tiene ningún secreto que no conozcamos en nuestra cocina, aunque por lo menos nos hemos librado de la picante cocina de Dakar aquí no se utiliza tanto el picante, por lo que damos gracias por ello, en Dakar antes de pedir ya le estas casi suplicando al camarero que no te pongan picante en tu plato  porque si no dices nada, sea lo que sea que hayas pedido, sudaras para podértelo comer.

 

Las casas todas son de la época colonial y algunas están reformadas pero en su mayoría están como los tiempos las han caprichosamente conservado, y eso aún lo hace todo más auténtico y encantador, sus calles son silenciosas, estrechas y empedradas y por lo general muy ajardinadas, el verde abunda por todas partes en esta pequeña isla, lo que le pone una nota refrescante que se agradece. Hay momentos que dejas la imaginación volar y te parece ver a sus antepasados en carruajes o damas con paraguas para protegerse del sol paseando por sus calles, mires donde mires todo tiene un trasfondo de romanticismo que no se puede explicar pero que sientes que se crea una atmosfera a tu alrededor al andar por aquellas callejuelas que te sumerge en otra época. Hemos visto alguna puerta de patio entre abierta y no hemos podido resistir la tentación de meternos y sacar alguna fotografía de su interior, por lo general son patios comunitarios llenos de plantas, de las diferentes viviendas que hay y allí aprovechan para tender su ropa o se reúnen por las noches los vecinos.

Las tiendas de artesanía a pesar de lo bonito que es esto siguen siendo casi todas casetas de madera, pero al no estar sucio como  Dakar tienen su encanto,  la venta de artesanía esta por todas partes haciendo que el paseo se convierta en algo muy agradable y para los amantes de la fotografía  hay un sinfín de oportunidades de fotografiar todos sus rincones.

La convivencia con los animales aquí ni el turismo la detiene pues forma parte de su cultura, por lo que puedes estar mirando un cuadro  que te ha llamado la atención expuesto en algún muro de la calle y por encima de este aparece una gallina un cordero o incluso una vaca intentando averiguar con su seria mirada que pintas tu allí,  la verdad es chocante pero sientes que la libertad está latente sobre todo lo que se mueve, sin barreras ni control y con toda la naturalidad del mundo.

 

La casa de los esclavos es la vergüenza que tenemos que sentir los que nos venimos llamando gente civilizada desde hace varios siglos hasta nuestros días, cuando pensamos o recordamos este episodio de la historia del mundo, la sensación que sientes ya solo al cruzar el umbral , es fría y dura y eso que lo primero que te encuentras es con un patio de tierra pero inmediatamente te das cuenta que no va a ser agradable lo que allí vas a visitar ni que te recuerden que los blancos fueron más salvajes que todos los arcos y flechas que aquellas personas podían tener para defenderse o cazar en sus aldeas. En la parte central dos escaleras de medio arco para acceder al primer y único piso de la casa y en las partes laterales (derecha e izquierda) están los calabozos de las personas seleccionadas y que iban a ser subastadas de inmediato, y que ya  solo les quedaba esperar que un barco les llevase a su destino del que jamás iban a volver a África, es en este preciso instante cuando miras a tu alrededor y te das cuenta que lo que aquí pasaba y  no fue precisamente bueno para aquella gente, mientras otros se lucrasen con su dolor y sufrimiento a base del miedo y del  terror que los supuestos “blancos civilizados” les imponían, blancos sin escrúpulos ni alma que no dudaban en separar a los hombres de las mujeres, los chicos de las chicas así como los niños de las niñas y a la  vez que de sus madres, no les importaba si casi ni andaban o era un recién nacido, les trataban con la misma crueldad pero por si eso no fuese suficientemente traumático para aquellas personas, para los más conflictivos y desafiantes tenían celdas de un metro de altura por dos de fondo y uno y medio de ancho, donde metían hasta seis personas si lo consideraban preciso, era un duro castigo para los que les creaban algún problema o  intentaban defenderse luchando contra sus captores, les metían allí varios días encadenados hasta que las piernas se les dormían y sentían dolor en todas sus extremidades pues al estar encogidos en esta posición se terminaban quedando sin fuerzas y agotados , así les tenían  hasta que se les apaciguaban los ánimos y se calmaban, esto solo era para que  se les quitase definitivamente la idea de volverse a enfrentar a sus guardianes y  si eso no era suficiente o eran reincidentes tampoco  les daban de beber en todo un día, hasta que agotados se relajaban , el calor  el estrés y el cansancio de no saber qué suerte iban a correr sus vidas a partir de aquel momento hacían el resto, pero nunca les daban golpes ni latigazos directos, pues eso marcaba la mercancía y luego nadie quería comprarla, o sea que todo era daño psicológico que en silencio iba haciendo su mella, así  era como recibían las primeras lecciones de lo que les esperaba, era como la bienvenida al mundo de los civilizados blancos. Referente a los golpes los recibían en su destino en casa de sus propietarios si se negaban a los trabajos o caprichos que  estos les imponían.

Al fondo de los enormes calabozos, donde les tenían varios días hasta que les aseaban para pasarlos a los calabozos del patio donde iban a ser subastados, hay una puerta donde la llamaban :” La puerta del NO retorno” , pues por ella les metían encadenados en  barcos con destino a Inglaterra, Portugal, Holanda, Francia, América o el destino que sus propietarios los tenían reservado por lo que ya jamás volverían a sus país de origen. ( Hay que decir que España tampoco se libró y participo en pequeña escala de la barbarie de aquel mal llamado comercio.

En el piso superior donde ahora hay un pequeño museo con cadenas, grilletes de hierro, collares , algún arma de fuego  y utensilios varios como candelabros o  muebles y armarios de las personas que aquí vivieron, estaba la vivienda y oficina del propietario de la casa o regidor que mandaba en aquel momento en las transacciones de los esclavos, pero os recomiendo veáis el video pues una imagen vale más que mil palabras y entenderéis posiblemente mejor lo que intento comunicaros.

 

Después de casi una hora de visitar aquel tortuoso y desconsolador lugar, hemos salido de la casa de los esclavos con una sensación deprimente y  la verdad es que hemos agradecido encontrarnos con un grupo de músicos que estaban ensayando en una plaza debajo de un gran árbol , por lo que hemos aprovechado al ritmo de sus tambores,  para relajarnos y distraernos e intentar eliminar de nuestros pensamientos la desagradable sensación de lo que acabábamos de conocer, la verdad es que la música lo cura todo y hemos podido volver al siglo XXI sin efectos secundarios ni más traumáticos de los que llevamos de costumbre, aunque sintiendo vergüenza ajena y con dolor en la conciencia por lo que otros hicieron a aquellas personas.

Pero en resumen os puedo decir que de todo lo que hemos visto en Dakar, esta excursión si ha valido la pena, en caso de que decidáis venir por estas latitudes no os recomiendo que os lo perdáis.

 

Al final no vamos a ir a Gambia pues la entrada al país vale 60€ y por una semana que es de lo que disponemos para visitar Banjul (la capital) nos ha parecido un coste excesivo, por lo que hemos decidido empezar los preparativos para cruzar el Atlántico sobre el 20 o 25 de Octubre, dirección a la isla de Granada y para ello vamos a regresar a Mindelo en la isla de San Vicente pues al tener marina se hace más fácil el avituallamiento del barco y total nos pilla de paso.

 

 

 

 

 

 

 

 

Twitter
Me gusta
Please reload

Singladura desde Rio Dulce (Guatemala) a Isla Providencia (Colombia)

May 2, 2019

Rio Dulce (Guatemala)

April 19, 2019

1/14
Please reload

Otras Publicaciones:

Si estás interesado en seguirnos, accede al Blog y tendrás el derecho de recibir la información via e-mail de primera mano a la vez que podrás darnos tus opiniones.

 

© 2025 by Fernando Guarch  

Todos los Derechos Reservados.  (All rights reserved).

Contact: info@avelaporelazul.com