De Sal a San Vicente - Mindelo

11 Jul 2017

MAS QUE BUROCRACIA, ES UNA AVENTURA

 

Tal y como ya explicamos y a consecuencia de los problemas que nos ha creado el eólico, hemos decidido ir a San Vicente. Está a un día de navegación y saliendo a las 18:00pm de Sal, llegas allí sobre las 12:00am,  por lo que nos hemos puesto a preparar la singladura. Un vecino de fondeo, de nacionalidad italiana, nos ha comentado que en la isla de San Vicente hay personal especializado para solucionar cualquier tipo de reparación del barco. También él se va hoy por allí para reparar algo de su piloto automático. Parece ser que es la única que tiene una marina en todo este archipiélago y nosotros es justo lo que necesitamos en este momento para intentar terminar de cargar las baterías aunque por lo que nos ha dicho Renato propietario del SYNERGY, la administran unos alemanes y tiene un coste de  38€ por día, sin luz (2€ día) ni agua (2€ por 100 Litros) por lo que estos dos conceptos van a parte. Nuestra idea es estar unos días en la marina para cargar las baterías y una vez verificado que todo funciona perfectamente, pasar a fondeo que por lo que parece, está al frente a la marina.

 

Domingo once de Junio llegamos a Mindelo con un viento muy fuerte y con un mar de fondo mezclado de marejadilla que nos  ha tenido sin poder dormir ni un minuto en toda la noche. Hemos pedido atraque por el canal 72 pues en internet hay un teléfono de esta marina y hemos llamado justo llegando al puerto. Nos han dicho que este es el canal que usan para pedir atraque los clientes cuando llegan.

Nuestro pensamiento solo está en que mañana lunes lo primero que haremos es ir a Correos a llevar el eólico y luego ir a la policía de inmigración para comunicar que estamos en esta isla y a la portuaria para dar entrada al barco, porque eso es lo primero que hay que hacer cuando llegas a cualquier parte en un barco privado.

No hemos encontrado de nuevo con Renato, el que nos dio la información cuando nos conocimos en isla de Sal. Por casualidad nos han atracado a su lado y hemos celebrado el reencuentro.

 

Hoy lunes, lo primero ha sido tomar una ducha caliente, después de muchos días de sólo tomarla fría y desayunar plácidamente en cubierta; lo segundo ha sido prepararnos para ir a Correos y a la Policía tal y como teníamos planeado pero sin nosotros aun saberlo en este momento, ha empezado nuestro contacto con la burocracia caboverdiana. Los conceptos están dentro de lo normal aunque las formas son exasperantes.

Llegamos  a Correos y lo primero que nos  han dicho es que teníamos que ir a una oficina de registro para que nos preparen los papeles para aduanas. Haciéndonos un favor, o al menos eso parecía, nos han informado de dónde encontrar una de estas oficinas, por suerte para nosotros, está en el mismo edificio por lo que cargamos con el eólico y nos dirigimos allí. Al llegar nos han dicho que necesitamos un NIF de Cabo Verde y que sin él, no podremos mandar el paquete ni a Tenerife ni a ninguna otra parte. Por lo que nos informan (esta vez un poco más amables) donde tenemos que dirigirnos es A LA CASA DEL CIUDADANO. Hemos pedido si podíamos dejar allí el eólico pues pesa 10,480 kg y la caja aunque medianita es incómoda de llevar y más para irse desplazando por toda la ciudad, de oficina en oficina como empezamos a sospechar que nos va a pasar. Por suerte nos han dicho que sí que no había problema y que podíamos dejar la caja en su oficina. Por fin hemos conseguido dar con la oficina de LA CASA DEL CIUDADANO, y al pasar por la puerta, un guardia de seguridad nos advierte con poco interés, que no funciona el sistema informático y que es mejor que volvamos más tarde u otro día. La verdad no podemos dar crédito a lo que estamos escuchando, empezamos a pensar que no solo vamos a ir de oficina en oficina sino que vamos a perder la mañana y posiblemente el día, pero nos hemos armado de paciencia y hemos decidido ir a tomarnos un café. Hemos preferido ser optimistas, pero hemos  pecado de ilusos, por no llamarnos algo peor ya que después de una hora dando vueltas, hemos ido de nuevo a la oficina de LA CASA DEL CIUDADANO pues hemos pensado que sentarse allí en la  sala de espera con aire acondicionado era una buena alternativa. Después de dos horas y quince minutos con la paciencia más que comida, hemos decidido ir a hablar con una de las señoritas que atienden al público aprovechando su pinta de jefecilla y me ha dicho que llevan varios días con malas comunicaciones y que lo único que ella podía hacer por nosotros era coger mi número de teléfono y entretanto si llegaba a conectarse de nuevo el sistema informático, nos avisaría por si teníamos que hacer alguna gestión, que nos fuésemos tranquilos. Así esperando que cuando hubiese conexión nos llamarían una vez preparado el NIF, sólo tendríamos  que ir a recoger el  documento. Suponemos que hemos dado mucha pena porque nos ha sorprendido su amabilidad. Le hemos facilitado mi  pasaporte del que ha sacado fotocopia y nos hemos ido a la policía.

Después de andar por todo el paseo marítimo, hemos conseguido encontrar a inmigración y como no podía ser menos estaba cerrado. Aquí cierran la mayoría de despachos a las 12:00 y los que abren lo hacen sobre las 14.00/15:00pm, por lo que nos hemos ido a la Policía portuaria que nos han dicho que  está en el mismo edificio a ver si allí teníamos más suerte. Efectivamente nos han dado entrada del barco a la isla por lo que por fin, ya tenemos una cosa de las tres que nos habíamos propuesto resolver en el día de hoy, como es normal he tenido  que rellenar un papel con los datos del barco y los personales de toda la tripulación y dejar allí la documentación del barco, se la acostumbran a quedar y cuando nos vayamos la tenemos que ir a recoger  y  pagar 700 escudos (7€),  (por si acaso se pudiese extraviar el documento yo les he dejado una fotocopia, aunque parecía un original). Cuando hemos terminado esta gestión le he preguntado al policía si sabía a qué hora abrían los de inmigración para que nos sellasen el pasaporte y me ha dicho que esperásemos en la puerta de su oficina porque no podían tardar,  nos hemos dirigido a la puerta de esta oficina también ubicada en el puerto grande y en el mismo edificio como ya he dicho,  donde llegan y salen los Ferry de Armas que hacen el cabotaje entre islas. A nuestra llegada el policía ya estaba abriendo la puerta de las oficinas, por lo que hemos sido los primeros, le he comentado para lo que íbamos y me ha ofrecido asiento, como no podía ser menos me ha dado otro papel para rellenar tipo el que he rellanado en la otra oficina, aunque yo diría que era el mismo, luego nos ha pedido los pasaportes y nos ha puesto el visado pero antes me ha dado un recibo pues  para esta gestión hay que pagar 500 escudos o sea 5€ por persona. Otra gestión terminada ya tenemos dos de las tres, por momentos se va arreglando el día y por lo menos  ya podemos pasear por las calles de Mindelo de forma legal. Como la chica de la oficina de la casa del ciudadano aun no me ha llamado hemos decido ir a comer. Hemos visto un restaurante cerca del mercado central de Mindelo que tenía una pequeña terraza y nos ha parecido un sitio oportuno para comer algo y así  hacer tiempo. Por cierto quiero hacer hincapié en que la comida en esta isla no es cara pero tampoco tiene una cocina concreta ni de interés, su principal es el pollo rebozado y frito y otro muy típico es la Cachupa (a base de judía blanca y negra mezclada con garbanzos, todo frito con beicon, muy cortadito y cebolleta, también lleva maíz blanco chorizo y trozos de pescado, lo hacen también de pollo) no es malo pero es muy seco y algo pesado, por supuesto aunque lo comentemos no es una receta para apuntar.

 

No habíamos caído en la cuenta en que en esta isla hay mucha gente, principalmente niños descalzos, pidiendo limosna por la calle y claro los turistas sentados en una terraza son un objetivo, como os lo cuento, era uno detrás de otro y la verdad nos hemos sentido algo incómodos.  Mientras comíamos me han llamado por teléfono desde la casa del ciudadano porque ya habían recuperado la red y por fin tenían mi NIF cabo verdiano. Cuando hemos terminado de comer hemos ido a su oficina a recogerlo. Como era la primera vez que lo sacaba es gratuito, pero si tengo que volverlo a sacar me cobraran 600 escudos o sea 6 € por lo que me han recomendado que saque fotocopias si lo vuelvo a necesitar, he aceptado el consejo y nos hemos ido inmediatamente a la oficina de registro pues nos habían informado que cierran a las cuatro de la tarde y son las tres y veinte, cuando hemos llegado me han pedido mi documentación, la del barco y la del eólico, han sacado fotocopias y nos han dicho que mañana la presentaran a aduanas y si hay suerte (literalmente estas han sido sus palabras) mañana mismo me llamaran para que pase a pagar y recoger los papeles y ya podremos mandar el paquete del eólico a Tenerife, resignados de que hoy ya no iba a ser pero contentos porque intentaremos creer que se han terminado los problemas de papeleo, la verdad es que tienen un sistema de burocracia muy complejo y no son precisamente amables con el turista pues te ven perdido y no hacen nada por ayudarte, les eres indiferente y consigues las cosas a base de ir insistiendo o volverte repetitivo y eso sí, siempre poniendo cara de ignorante, la verdad es que quieren al turista por lo que económicamente les representa pero no hacen ningún gesto cordial para que te sientas cómodo, yo he llegado a la conclusión que en el fondo no saben cómo tratarnos, solo en casos excepcionales te sientes bien a la primera y por lo tanto es aquello de írselas encontrando.

 

Bueno pues estamos a jueves y aun no sabemos nada de los papeles de aduanas, y eso que se suponía que el martes íbamos a tenerlos para mandar el eólico, por lo que hemos decidió pasar por la oficina donde se supone están preparando la documentación  y solo llegar nos han dicho que precisamente habían ido a buscarlos hoy a Aduanas y que en diez minutos posiblemente ya estén ahí,  no podíamos creer tanta coincidencia , pero para nosotros ha sido un notición, por lo que  hemos decidido esperar y ver en que se convertían los diez minutos, efectivamente al rato ha llegado un señor con una carpeta y entre otras cosas estaba nuestro papel de aduanas que por cierto la tramitación nos  ha costado 9400 escudos o sea 94 €,  pero era  la parte más importante de todo el proceso y por fin está resuelta, solo queda mandarlo, hemos cogido el paquete que nos habían guardado hasta hoy, hemos pensado que nos guardaron el paquete para que no nos desviase alguien durante todo el proceso a otra oficina, pero lo importante es que nos lo habían guardado y eso es lo que para nosotros cuenta. Nos hemos ido a  correos después de rellenar más papeles que para solicitar una hipoteca y tras pagar otros 9650 escudos o sea 96,5€ más, hemos podido dar salida al  paquete con la esperanza que en 10 días este en Tenerife, pero eso no acaba aquí debéis saber que cuando nos lo vuelvan a mandar reparado desde Tenerife, tendremos que hacer la entrada del eólico de nuevo al país y por lo tanto  tramitarlo todo igual de nuevo , por lo que seguro tendremos que pagar 9650 escudos más, o sea que con suerte a medianos de julio lo podremos montar.

Os aseguro que no he exagerado ni un ápice, o sea que si tenéis que hacer alguna gestión por aquí, cargaros de paciencia, por lo visto aquí en cabo Verde hay mucha gente que vive de la burocracia y no les interesa ni quieren que las cosas se simplifiquen, por lo que todo se convierte en papeleo y más papeleo o en un problema. Pero ya se sabe… si no quieres aventura, no te muevas de tu casa!!!!!!  Y cuando la encuentres aunque sea burocrática no te quejes.

 

Ahora podremos por fin empezar a saborear la isla pero ya nos hemos dado cuenta durante esta semana que hay un molesto e incesante viento a veces por su intensidad, durante las 24 horas de cada día y todos los días del año, pero como la naturaleza es sabia si no hubiese este viento el calor seria sofocante y lo peor es que habrían mosquitos cosa que no hay, por lo que toca dar las gracias.

Mindelo no tiene grandes cosas que ofrecer al turista, ni como ciudad, ni monumentos de interés, ni nada de nada y como el centro es pequeño, rápidamente la ciudad esta vista. No es recomendable ir por las periferias, pues aunque es una ciudad bastante segura, en los barrios periféricos siempre pueden presentarse problemas. A  pesar de ser la isla más cultural de todas, durante la semana el centro se recoge pronto y se ve poca gente por la calle después de las 20:00pm, el sábado es el día que se ve más movidito de noche.

Llamar a España desde tu móvil vale mucho dinero y no todas las compañías españolas tienen trato internacional con Cabo Verde, pero si lo haces desde locutorios que son fáciles de encontrar, los diez minutos te cuestan 1500 escudos o sea 1,50€. Hay que decir que en esta isla la mayoría de sitios tienen dos tarifas la suya (para ellos) y la de los turistas, por lo que es aconsejable ir a sitios que los precios estén marcados de antemano tipo supermercado o siempre antes de adquirir algo preguntar el precio para evitarse sorpresas. Con los taxis siempre negociar como en cualquier parte del mundo como hablan portugués te entiendes con relativa facilidad.

Referente al dinero también hay que comentar una cosa importante, prácticamente en ningún sitio de cualquier isla de este archipiélago, disponen de visa u otra tarjeta por lo que siempre hay que pagar en metálico, eso quiere decir que para venir aquí hay que traer dinero en efectivo o difícil va a ser poder moverse por aquí con tarjetas, por no decir imposible.

Los cafés y restaurantes, la mayoría tienen música en vivo, pero como es temporada baja están normalmente vacíos y a las once casi todo cerrado pero es uno de los atractivos de estos locales, en los comercios no aceptan el euro en moneda solo el billete de 50€ para arriba, aunque los de 100€ en algunos sitios son reacios porque les dejas sin cambio o simplemente no te pueden dar cambio porque no lo tienen en caja, es una ciudad llena de plazas con una actividad comercial diferente en cada una de ellas, por ejemplo si quieres remendar un zapato has de ir a la plaza donde están los zapateros, si quieres comprar ropa, aparte de algunas tiendas que son más bazar que tienda,  pues hay una plaza donde encuentras ropa, si quieres frutas y verduras pues lo mismo otra plaza y así sucesivamente, incluso tienen plazas donde se reúnen y hacen vida social practicando un juego de mesa criollo que se llama “URIL“resaltar también que  sus calles son muy anchas y la gente aparca donde quiere, por lo general no hay discos de tráfico, ni policía, ni un triste semáforo en toda la ciudad.

Una vez vista la capital por sus cuatro lados hemos alquilado un coche por 35€ día y hemos decido dar una vuelta por la isla, el resultado no ha sido de mucho interés, los pueblos no tienen calles asfaltadas , ni agua corriente y muchos solo la calle principal alumbrada pero no sus casas, es todo muy seco y muy pobre y quitando alguna pequeña urbanización turística a pie de playa poco hay que ver, por lo que la vuelta a Mindelo capital ha sido francamente rápida y nuestra vuelta por la isla decepcionante. El próximo jueves hemos decidido ir a San Antonio (San Antau) es la isla más grande de todo el archipiélago occidental y dicen que la mas verde, hemos sacado un billete para el ferry que zarpa a las ocho de la mañana y regresa a las seis de la tarde a Mindelo, así cambiamos de aire un poco y conocemos otra isla quizás no se nos hará tan larga la espera aquí del eólico.

 

 

Twitter
Me gusta
Please reload

Singladura desde Rio Dulce (Guatemala) a Isla Providencia (Colombia)

May 2, 2019

Rio Dulce (Guatemala)

April 19, 2019

1/14
Please reload

Otras Publicaciones:

Si estás interesado en seguirnos, accede al Blog y tendrás el derecho de recibir la información via e-mail de primera mano a la vez que podrás darnos tus opiniones.

 

© 2025 by Fernando Guarch  

Todos los Derechos Reservados.  (All rights reserved).

Contact: info@avelaporelazul.com